Sujetador negro de encaje: al más puro estilo Garçonne9 enero, 2017

Garçonne

Sujetador negro de encaje: al más puro estilo Garçonne

Está claro: el sujetador negro de encaje está de vuelta, si es que alguna vez abandonó nuestros armarios. En Le Bratelier hemos decidido añadir un toque personal a esta prenda tan básica: un diseño sencillo y sobrio, un modelo clásico de aro y pinza, pero con unos tejidos con mucha personalidad, al más puro estilo Gaçonne.

 

sujetador de encaje negro

 

Nuestro conjunto Garçonne está confeccionado con tul fino de plumeti, blonda de abeja y puntilla ancha francesa, adornado con unos diminutos lazos. El sujetador negro de encaje es sobrio, cómodo y práctico, pero a la vez es femenino y elegante, de tejidos sutiles y transparencia delicada.

El sujetador negro de encaje es un modelo suave con aro, de corte clásico con una única pinza en la copa y puntilla ancha francesa superpuesta, adornando la parte superior. El tul de plumeti recoge en doble capa la copa y recorre la espalda hasta el cierre. Es ligera y se ajusta a cada movimiento; es resistente, aguanta el ritmo diario de la mujer de hoy; es elegante, está inspirado en la fortaleza y el espíritu de la mujer de antes.

 

sujetador de encaje negro

 

Las partes de abajo, en braguita bikini o tanga, son de una preciosa blonda de abeja, con la misma puntilla ancha alrededor de la cadera, de tiro bajo en pico. Se ajustan suavemente a la cadera, de forma que no marca ni la piel ni el resto de prendas. Son perfectas para vestidos y cualquier pantalón que no sea vaquero. 

El conjunto Garçonne de sujetador negro de encaje está inspirado en la mujer parisina de los años 20: la mujer valiente que decidió reivindicar sus derechos y luchar por sus ideas, la mujer atrevida que se animó alegremente a desafiar las normas de la moda y de la estética tradicionales y aprobadas por la generación anterior. Este desafío se manifestó en su forma de vestir, con esmoquin o trajes de chaqueta con corbata, y en el popular corte de pelo estilo “bob cut” o el “shingle bob“. Los parisinos empezaron a referirse a ellas como “Garçonne”, y la moda poco a poco adoptó su estética: pronto la ciudad se contagió de estas prendas, retocadas de una forma muy elegante y coqueta.

A todas las mujeres Garçonne, de las que nos sentimos orgullosas, dedicamos nuestro sujetador negro de encaje que hoy vuelve a ser tendencia en las pasarelas.

Si quieres conocer la historia completa de Garçonne, no te pierdas el primero de los microrelatos que ha escrito Espido Freire para la nueva colección Le Bal des Arts – los tienes aquí: goo.gl/MPrcyD.

 

sujetador negro de encaje

 

sujetador de encaje negro

 

sujetador de encaje negro

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *