Dejar de usar desodorante y no morir en el intento28 junio, 2018

Dejar de usar desodorante

Dejar de usar desodorante y no morir en el intento

Dejar de usar desodorante no sólo es más fácil de lo que parece, sino que es altamente recomendable para tu salud, tu bolsillo y el planeta en general. Desde la campaña #yomemojo te contamos cómo apuntarte a esta moda sin morir en el intento.

Cómo dejar de usar desodorante y no morir en el intento. Gracias a la campaña #yomemojo hemos descubierto que, cuando llega el verano al asfalto, el 97% de las encuestadas es más de sudar la gota gorda que de oler a flores frescas. Que no cunda el pánico: sudorosa no es sinónimo de “olorosa”, porque todas usamos ese producto indispensable que nos protege de nosotros mismos, el desodorante.

Hablan los hábitos

El uso del desodorante es una consecuencia del mal olor corporal. En realidad, el sudor que genera nuestro cuerpo para regular la temperatura y eliminar toxinas es inodoro. Pero cuando llega a la piel y se junta con las bacterias que la habitan, aparece el mal olor.

El mal olor se evita gracias al potente efecto de un sinfín de productos axilares con olores y precios de lo más variado. Ya sea en formato crema, spray o roll-on, los desodorantes forman parte de nuestros hábitos de higiene diarios y su uso se intensifica notablemente con la llegada del calor.

Dejarlo o no dejarlo, esa es la cuestión

No nos vamos a engañar: en muchas situaciones vitales (por ejemplo en un buen vagón de metro bien abarrotado en hora punta), el hábito del desodorante en uno mismo y en el vecino es muy de agradecer. Pero llevamos ya algunos años escuchando que los efectos secundarios del uso de desodorante no tienen tanta gracia. Parece ser que nuestra piel sufre a diario las consecuencias del uso de desodorantes y antitranspirantes, que no son precisamente beneficiosas: sin ser alarmistas, los parabenos y las sales de aluminio que se usan en la fabricación de estos cosméticos no molan nada.

Además, dejar de usar desodorante supondría una alegría para nuestra economía familiar, sobre todo si tenemos en casa a algún adolescente obsesionado (con razón) con el olor corporal. También sería una gran noticia para el planeta en general, ya que contribuiríamos a reducir el consumo de aerosoles, plásticos y envases varios.

Pero, ¿es posible declararle la guerra al desodorante sin convertirnos en adorables mofetas?

 

Dejar de usar desodorante
Flor, actriz secundaria de Bambi (Disney) – imagen via google

Cómo dejar de usar desodorante

El método para iniciar una nueva existencia desprovista de desodorante no es muy revolucionario: consiste, sencillamente, en dejar de usarlo. Así dicho parece un tanto utópico, pero lo cierto es que, pasado un tiempo, el cuerpo se acostumbra a la ausencia del desodorante y desaparece el mal olor.

Si te lanzas a dejar de usar desodorante, estos son os trucos que pueden hacer que la experiencia sea más llevadera para ti y para los que están a tu alrededor:

– No es necesario dejarlo de golpe. Al fin y al cabo, es una relación que llevas cultivando durante años y no sería justo para nadie que la ruptura tuviera que ser tan traumática.

– Es recomendable elegir un momento del año que no sea muy caluroso, para que el sudor sea menor.

– Es importante ser más escrupuloso con la higiene personal y aumentar la frecuencia de las duchas, al menos durante el “periodo de adaptación”.

– En la medida de lo posible, usa tejidos transpirables como el algodón

– No olvides que, incluso cuando ya no uses desodorante, practicar deporte y demás actividades físicas que implican generar más sudor, pueden hacer que reaparezca puntualmente el olor: nada que no se solucione con una ducha o una toallita de bebé de las que sirven para todo.

La realidad es que dejar de usar desodorante y no oler mal es posible, y así lo cuenta Alyse Brautigam, la youtuber que lo ha probado en sus propias carnes y ha salido victoriosa. Pero si nada de esto te convence o si lo pruebas y no llega a funcionar, recuerda que existen alternativas naturales y menos perjudiciales (aunque también menos efectivas) que el desodorante. Desde roca de sal, que actúa como desodorante natural y se supone que mitiga el mal olor, hasta una variedad de cosméticos naturales cada vez más amplia.

 

Dejar de usar desodorante
Alyse Brautigam, la jovencísima youtuber y fundadora de Raw Alignment – más info en www.raw-alignment.com (foto via Raw Alignment)

El olimpo de los que huelen a rosas

Algunos estudios demuestran que no todos los humanos necesitamos usar desodorante: los afortunados que tienen el gen ABCC11 inactivo no producen olor en la axila, mira tú qué suerte.

Existe, además, un reducido grupo de mortales que aseguran no necesitarlo, sin más explicación. A este olimpo pertenecen caras tan conocidas como Cameron Diaz, Julia Roberts, Matthew McConaughey o Leonardo DiCaprio, que es el único que asegura no usar desodorante por razones medioambientales. Querido Leo, sea por la razón que sea, nosotras estamos encantadas de acompañarte en esta aventura!

 

dejar de usar desodorante
Imagen via Google

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *